fbpx
Recibe tus libros GRATIS en 24/48 horas (pedidos +19€)

Heráclito de Éfeso: frases, reflexiones y obra

Heráclito de Éfeso (c. 540 a. C.-c. 480 a. C.) fue un filósofo presocrático griego. 

Sabemos sobre la vida de este gran pensador gracias a Diógenes Laercio, importante historiador griego de la filosofía clásica. De él se conoce que provenía de una familia aristócrata, aunque siempre huyó de sus privilegios. 

Como toda filosofía anterior a la de Platón, de su obra tan solo tenemos fragmentos desperdigados y lo que se sabe es gracias a posteriores escritos y estudios. 

No obstante, algunos de los pensamientos de este autor han perdurado durante muchos siglos hasta llegar hoy a nuestras pantallas. Por eso, nos gustaría destacar nueve frases para reflexionar del filósofo Heráclito de Éfeso. 

9 frases del filósofo Heráclito


Si no esperas lo inesperado, no lo reconocerás cuando llegue.


Todo cambia; nada permanece.


Lo sabio es la meta del alma humana y, a medida que se avanza en sus conocimientos, va alejando a su vez el horizonte de lo desconocido.


El alma se tiñe del color de sus pensamientos.


Con tanto ardor deben los ciudadanos pelear por la defensa de las leyes, como por la de sus murallas, no siendo menos necesarias aquellas que estas para la conservación de una ciudad.


En el círculo se confunden el principio y el fin.


La enfermedad hace agradable la salud; el hambre, la saciedad; la fatiga, el reposo.


Este mundo siempre fue, es y será fuego eternamente vivo.


Es más difícil luchar contra el placer que contra la ira. 

Como buen filósofo presocrático, Heráclito de Éfeso se interesaba por la cosmología, el principio y de lo que estaba hecho el universo, la sociedad humana, la ética y la religión.

Además, su manera de filosofar era oracular y paradójica, por lo que se le terminó conociendo como El oscuro de Éfeso; también le llamaban El filósofo llorón, pues se decía que tenía una personalidad un tanto triste. 

Obra de Heráclito


Se le atribuye el tratado Sobre la naturaleza a Heráclito. Según las fuentes de la época, o según afirmaba Diógenes, el también filósofo Teofrasto dijo que la obra estaba incompleta y que parecía una extraña mezcla. 

Esta obra se dividió en tres partes diferentes: en una trataba sobre la cosmología; en otra, sobre política; y en la última parte sobre la teología

Los fragmentos que sobrevivieron al paso del tiempo fueron recopilados por Schleiermacher, filósofo y teólogo alemán del siglo XVIII, en su obra Herakleitos der Dunkle von Ephesos, publicada en 1807.

Otro de los filósofos que se dedicaron a crear una estructura de la obra de Heráclito fue el gramático, poeta, ensayista, traductor y filósofo español Agustín García Calvo bajo la obra titulada Razón común en la que hay tres apartados bien diferenciados: la razón general, la razón política y la teológica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Echando un ojo a tu próxima lectura? Dime tu email y te paso un descuentillo 💚

Holler Box
Shopping Cart
Ir arriba